De las Comisiones Técnicas de Especialidad y de los Comités Evaluadores

Objetividad

La valoración realizada por los miembros de los Comités evaluadores deberá basarse en la observación objetiva de la información que haya proporcionado la institución educativa cuyo programa vaya a ser evaluado, utilizando en todo momento criterios objetivos, claros y explícitos para la emisión de sus dictámenes, recomendaciones y observaciones.

Honestidad

Los miembros de los comités evaluadores no deberán aceptar de las instituciones de educación superior o de sus funcionarios regalos o dádivas para orientar el sentido de los dictámenes.

Imparcialidad

Los miembros de comisiones técnicas de especialidad y de los comités evaluadores deberán ser imparciales y ajustarse a la realidad al emitir una opinión o juicio en cualquier situación y ante cualquier autoridad o persona.

Independencia

Todas las actividades de quienes participan en los procesos de evaluación y acreditación deberán realizarse en un marco de independencia que les permita emitir juicios y recomendaciones objetivas. Los miembros de los comités   evaluadores deberán denunciar ante el Coordinador o el Director General del CACEI si existe algún tipo de presión por parte de algún tercero que interfiera con su actividad.

Los evaluadores deberán conducirse en todo momento con base en los principios establecidos en este Código de Ética, deberán abstenerse de involucrarse en situaciones que pongan en riesgo la objetividad e independencia de su actividad, así como notificar cuando pudiere existir conflicto de intereses. En su caso, se abstendrán de participar en el proceso de acreditación correspondiente.

Confidencialidad

Los miembros delas comisiones técnicas de especialidad y de los comités evaluadores deberán mantener la confidencialidad de los procesos en los que participen. En ningún caso podrán hacer públicas sus opiniones previamente a la emisión de los dictámenes por parte de “EL CACEI”.

Profesionalismo

Los miembros delas comisiones técnicas de especialidad y de los comités evaluadores deberán contar con probada experiencia profesional en el campo en el que se desempeñan, además de asumir el compromiso de actualizarse continuamente en su disciplina para contar con las herramientas necesarias para la evaluación y acreditación de los programas educativos.

Deberán actuar con profesionalismo en las relaciones que establezcan tanto al interior de “EL CACEI” como con instituciones externas, procurando en todo momento que la comunicación y el trato se realicen a través de los canales institucionales establecidos para tal efecto.

Los evaluadores deberán sujetarse a los procedimientos y metodología que “EL CACEI” emita para la realización de sus actividades, así como evitar en todo momento que la evaluación atienda a criterios personales.

Deberán aplicar sin limitación sus conocimientos científicos y recursos tecnológicos en el desempeño de sus funciones.

Responsabilidad

Quienes participen en los comités evaluadores deberán cumplir a cabalidad con los compromisos adquiridos para su participación en la acreditación de programas educativos, asistir con puntualidad, entregar en tiempo y forma los reportes, información y dictámenes que se les soliciten y asistir a las reuniones de trabajo programadas, así como a las actividades de capacitación y preparación que “EL CACEI” considere necesarias.

Quienes participen en la evaluación y acreditación, deberán responsabilizarse de asuntos en los que tenga la capacidad requerida, tomando conciencia de los alcances de su trabajo y de las limitaciones inherentes a él en cuanto a su disponibilidad de tiempo para su realización.

Los evaluadores deberán responder individualmente por los actos que, con motivo del ejercicio de sus funciones, dañen o perjudiquen a terceros, incluso cuando se realicen de manera colectiva.